Noticias y Novedades
El Congreso sanciona la ley de Creación de la Primera Área Protegida Completamente Oceánica de Argentina

5/7/2013 - Durante la sesión del 3 de julio de 2013, el Senado de la Argentina sancionó en forma unánime la ley de creación del área marina protegida “Namuncurá”, ubicada sobre el Banco Burdwood, en el océano Atlántico Sur. La iniciativa contó con amplio respaldo de distintos partidos políticos y de varios organismos de gobierno, así como de científicos y organizaciones de la sociedad civil.

El proyecto de ley había sido presentado en 2012 por los Diputados Luis Basterra y Guillermo Carmona, con el asesoramiento del biólogo Oscar Padín. En la Cámara de Senadores recibió el decidido respaldo de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y en particular de su presidente, el Senador Rubén Giustiniani.

El Banco Burdwood es una meseta submarina de aguas someras ubicada al sur de las Islas Malvinas y al este de Tierra del Fuego, rodeada de aguas profundas. Es un sitio remoto y difícil de estudiar. Las condiciones ecológicas del lecho marino hacen que allí se desarrolle un ecosistema muy particular, con una variedad de especies de animales invertebrados que incluyen corales de aguas frías, esponjas, crustáceos y moluscos. Durante las expediciones científicas se han encontrado especies nuevas para la ciencia y otras que son exclusivas de ese sector del fondo del mar (endémicas). Se piensa que aún quedan especies nuevas por describir.

En algunas zonas hay abundancia de peces, como la merluza negra y la polaca. Aves y mamíferos marinos – albatros, pingüinos, elefantes marinos, ballenas - visitan el sitio para alimentarse o lo atraviesan en sus desplazamientos migratorios. Se trata de un área bien conservada aunque el ecosistema es muy frágil. La realización de actividades que alteren el lecho o el subsuelo marino (como la pesca de arrastre de fondo o la extracción de petróleo) podría causar daños severos en las comunidades biológicas, cuya recuperación sería muy lenta.

El origen de esta nueva área protegida se remonta a 2008, cuando algunos científicos y miembros del Foro para la Conservación del Mar Patagónico asesoraron a funcionarios del gobierno para establecer una zona de veda permanente para la pesca en una parte del sector. Desde hace varios meses, las organizaciones argentinas que integran el mencionado Foro se encuentran promoviendo la creación de un área protegida nacional. En este sentido, el Senador Giustiniani agradeció a “Fundación Aquamarina, Aves Argentinas, Instituto de Conservación de Ballenas, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Fundación Cambio Democrático, Fundación Patagonia Natural, Fundación Vida Silvestre y Proyecto Modelo del Mar” que “con mucho trabajo, desde hace muchísimo tiempo, están en el tema de la preservación del medio ambiente y de nuestros mares” por acompañar la sanción de la ley.

El área marina protegida recién creada expresa la voluntad del país de mantener esta porción del mar en una condición saludable, mientras promueve la investigación científica y el uso sostenible de los recursos naturales. Se trata de la primera unidad de conservación enteramente marina de la Argentina, ubicada en jurisdicción del estado nacional. La nueva reserva integra la totalidad del banco hasta los 200 m de profundidad, con una superficie total estimada en 28.000 km2. Está dividida en varias zonas con distintos usos permitidos. La protección será estricta en el área núcleo central, de 1.800 km2. Las actividades humanas estarán planificadas y ordenadas según un Plan de Manejo que deberá elaborarse en breve, a través de un Consejo de Administración creado por la misma ley.

Las organizaciones argentinas del Foro para la Conservación del Mar Patagónico felicitan y agradecen a los Diputados y Senadores que sancionaron la ley de creación del área protegida “Namuncurá” en el Banco Burdwood, y reafirman su compromiso para cooperar en su implementación. Con este propósito, presentarán ante diferentes instancias gubernamentales un documento técnico[1] con información relevante para ser tenida en cuenta en la elaboración del futuro Plan de Manejo. Del mismo modo, los miembros del Foro se pondrán a disposición de los legisladores para promover el pronto tratamiento de un proyecto de “ley marco sobre áreas marinas protegidas nacionales” que garantizará la protección de ésta y otras áreas por crearse.

El Foro para la Conservación del Mar Patagónico y Áreas de Influencia es una red internacional creada para coordinar el trabajo conjunto de organizaciones de la sociedad civil interesadas en promover políticas y medidas para que el ecosistema marino regional se mantenga saludable y lleno de vida. Entre sus principios, el Foro sostiene la necesidad de la construcción de consenso con distintos sectores, el valor de la información científica trans-disciplinaria y la pluralidad de nacionalidades, estilos y opiniones. Las actividades del Foro brindan oportunidades de intercambio y colaboración a conservacionistas y científicos de todos los países y territorios del Mar Patagónico, impulsando la integración regional desde la sociedad civil. Los miembros activos del Foro son Aquamarina, BirdLife International, Conservation International, Fundación Ambiente y Recursos Naturales, Fundación Cambio Democrático, Fundación Patagonia Natural, Fundación Vida Silvestre Argentina, Instituto de Conservación de Ballenas, Oceana América del Sur, Wildlife Conservation Society. Los miembros asociados del Foro son Antarctic Research Trust, Centro Ballena Azul, Global Penguin Society y Karumbé.

Para más información, escribir a fomarpat@gmail.com.





[1] El documento técnico del Foro sobre Banco Burdwood, coordinado por Valeria Falabella y Claudio Campagna (WCS) cuenta con la valiosa participación de los científicos Alberto Piola (Servicio de Hidrografía Naval – CONICET), Laura Schejter (INIDEP – CONICET) y Diego Zelaya (FCEyN, UBA – CONICET) y el apoyo de las organizaciones argentinas del Foro para la Conservación del Mar Patagónico.

Fuente de Informacion: Foro para la Conservación del Mar Patagónico

Se puede difundir citando la fuente. 


 Anterior Siguiente



El área marina protegida recién creada expresa la voluntad del país de mantener esta porción del mar en una
condición saludable, mientras promueve la investigación científica y el uso sostenible de los recursos naturales.