Noticias y Novedades
Avanza la 42 da. Temporada de Estudios del Programa Ballena Franca Austral

Los investigadores del Instituto de Conservación de Ballenas / Whale Conservation Institute – Ocean Alliance están llevando adelante la temporada número 42 del Programa Ballena Franca Austral en Península Valdés, el estudio científico más largo del mundo basado en la fotoidenficación de ballenas. Los proyectos en curso generarán información muy útil para seguir Replica Watches conociendo esta emblemática especie de la costa patagónica argentina.

Relevamiento aéreo de fotoidentificación

Durante los días 13 y 14 de septiembre, se realizamos el relevamiento aéreo de fotoidentificación de ballenas. John Atkinson estuvo a cargo de las fotografías, y Mariano Sironi y Marcos Ricciardi registraron diversas variables durante los vuelos, como el número de ballenas fotografiadas, sus clases de edad, su distribución a lo largo del perímetro de la península, y la presencia de ballenas muertas en las playas.

El objetivo de este relevamiento aéreo es la fotoidentificación y no el conteo de ballenas. Por ello la técnica de vuelo empleada es diferente a la usada durante un conteo. Igualmente, contamos las ballenas observadas para llevar un registro de la tendencia en su número a lo largo de los años, aunque sabemos que hay más ballenas presentes, en particular lejos de las costas y cerca del centro de los golfos, donde no efectuamos el relevamiento por cuestiones de seguridad.

Se tomaron más de 5.000 fotografías de todas las ballenas avistadas en los Golfos Nuevo y San José y en la Costa Externa de la península. Estas fotografías muestran el patrón de callosidades de las ballenas, que serán luego identificadas por la investigadora Vicky Rowntree. Así, se Rolex Replica Watches agregan registros actuales para individuos ya conocidos, y se incorporan nuevos individuos a este catálogo que ya contiene más de 2.800 ballenas conocidas, algunas desde 1971.

Durante dos días de vuelos contamos un total de 521 ballenas incluyendo 227 crías, lo que indica que en esta época del año la mayoría de las ballenas presentes en Península Valdés son madres con sus ballenatos nacidos esta temporada. Se observaron algunos ballenatos albinos en ambos golfos, en particular en las bahías cercanas a Puerto Pirámides y hermosas escenas de ballenas, incluyendo algunos grupos de cortejo con mucha acción entre los animales.

Monitoreo de ataques de gaviotas a ballenas

Las gaviotas cocineras han aprendido a alimentarse de la piel y la grasa de las ballenas francas vivas en Península Valdés. Las gaviotas se posan sobre la espalda de las ballenas vivas, y con sus picos abren la piel para comer la grasa. Los picotazos causan dolor a las ballenas, que modifican su comportamiento normal e incrementan su gasto de energía durante un período muy sensible de su ciclo vital: la crianza de los ballenatos.

Además de los notables efectos sobre el comportamiento, los repetidos picotazos de las gaviotas producen importantes lesiones en el lomo de las ballenas, que podrían favorecer el ingreso de bacterias o virus patógenos al cuerpo de las ballenas. Los análisis del catálogo de fotoidentificación de ballenas francas de Península Valdés del Instituto de Conservación de Ballenas / Whale Conservation Institute (ICB/WCI) indican que en 1974 sólo el 1% de las ballenas francas tenían lesiones producidas por las gaviotas en sus lomos. Sin embargo, ese porcentaje se incrementó al 38% en 1990, al 68% en 2000 y al 77% en el año 2008.

Estamos monitoreando la frecuencia de los ataques de gaviotas sobre las ballenas en dos sitios de los golfos Nuevo y San José. En el ICB estudiamos esta interacción cada año desde 1995. Por lo tanto, ésta es la base de datos de mayor duración que existe sobre este fenómeno biológico único en el mundo. La misma permitirá analizar cambios en la evolución de esta interacción a lo largo de los años, y determinar a futuro si las acciones de control propuestas por las autoridades provinciales para reducir la frecuencia de ataques de gaviotas son exitosas. En tal sentido, es nuestro deseo que las autoridades responsables del manejo de la fauna silvestre y las áreas protegidas de Chubut tomen las medidas más acertadas, asesoradas por los especialistas en la dinámica poblacional de las gaviotas, con una mirada ecosistémica integral y poniendo como prioridad el bienestar de las especies, así como el cuidado de nuestro patrimonio natural y del medioambiente en el que todos
vivimos.

Este año participan en la recolección de datos Marcos Ricciardi, Lorena Barranco, Barbara Schapert, María Laura Marcías y Paula Faiferman, coordinados por Mariano Sironi y Vicky Rowntree. Su dedicación, esfuerzo y compromiso con este proyecto hace posible que sigamos actualizando la información sobre esta problemática que nos preocupa a todos. Va un especial agradecimiento para ellos por su colaboración sostenida a lo largo de los años.

Monitoreo sanitario de las ballenas

El esfuerzo conjunto de organizaciones no gubernamentales dedicadas a la investigación y conservación ha permitido llegar a la décima temporada del Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral. Este Programa fue iniciado en 2003 y es llevado adelante por Wildlife Conservation Society, Instituto de Conservación de Ballenas, Fundación Patagonia Natural y el Ocean Alliance con el objeto de monitorear el estado de salud de las ballenas francas de Península Valdés e investigar las causas de mortalidad.

Coordinados en el campo por el Médico Veterinario Matías di Martino, veterinarios y biólogos toman fotografías, medidas corporales, localización geográfica, y realizan exámenes forenses según lo permita el estado de conservación de las ballenas que mueren en las costas de Chubut. Las muestras se utilizan para estudiar posibles patologías, estructura genética de la población, presencia de toxinas, isótopos estables para determinar áreas de alimentación, y se realizan innumerables estudios anexos con el fin de determinar el estado de salud general de los animales. Los resultados se reportan periódicamente a las autoridades provinciales.

Entre los años 2003 y 2011 este Programa estudió 489 ballenas muertas en Península Valdés. En la presente temporada, los investigadores llevan contabilizadas mas de 70 ballenas muertas, la mayoría de las cuales fueron crías recién nacidas que murieron en el Golfo Nuevo.

¿En qué estado físico se encuentran las ballenas? 

Por su parte, la Directora del Programa Ballena Franca, la profesoraVicky Rowntree continuó con su estudio para evaluar el estado físico de las ballenas de Valdés. Asumiendo que las ballenas que pueden mantener su respiración por períodos más prolongados se encuentran en mejor estado físico (al igual que los humanos), Vicky registra el tiempo que las madres y sus crías mantienen su respiración durante detallados seguimientos visuales desde los acantilados. También registra el tamaño de las crías y la altura del rollo de grasa que tienen las madres detrás de los espiráculos como un indicador de la cantidad de energía almacenada en forma de grasa.

Los resultados revelan detalles sorprendentes sobre la energética de madres y crías. El tiempo de mantenimiento de la respiración decrece mientras los ballenatos aumentan uno o dos metros de longitud en el área de cría. El rollo de grasa de las madres a su vez se reduce en tamaño a medida que los ballenatos crecen. Las crías de hembras con rollos de grasa más altos, es decir, en mejor estado físico, mantienen la respiración por más tiempo. Por lo tanto, mientras las crías crecen unos 2.8 cm por día, sus madres reducen su capacidad respiratoria y quizás se sienten con menos energía.

Las floraciones de plancton que aparecen en Península Valdés en la primavera deben ser un alivio muy bienvenido por las ballenas, y quizás las estimulen para partir hacia sus áreas de alimentación.

Además, junto con el investigador Jon Seger, estamos desarrollando un nuevo método fotogramétrico para calcular el volumen de las ballenas a partir de imágenes en 3D. El objetivo es fotoidentificar a las ballenas y a su vez estimar su estado físico, es decir, intentaremos saber… “¿cuán gorda es esa ballena?” mediante el análisis de imágenes en tres dimensiones.

¡Gracias por el trabajo y el apoyo!

Son muchas las personas, instituciones y empresas que hacen posible que el Programa Ballena Franca Austral continúe operando en Península Valdés luego de 42 años ininterrumpidos de estudios. Muchas personas somos ahora parte de una familia extendida, unida por la pasión y la fascinación que las ballenas y el mar generan en todos nosotros. Cada uno de nosotros es un eslabón de una larga cadena, un par de manos que aportan trabajo para un proyecto que va más allá de cada uno de nosotros. A todos los eslabones de esta cadena, extendemos nuestro más sentido agradecimiento por hacer posible un sueño compartido: el de ver ballenas en su ambiente natural, recorriendo los mares del mundo. 


Cordialmente,

Dr. Mariano Sironi, Director Científico
Instituto de Conservación de Ballenas
Desde el Golfo San José en Península Valdés

Se puede difundir citando la fuente. © Instituto de Conservación de Ballenas.

 Anterior - Siguiente 

Durante dos días de vuelos contamos un total de 521 ballenas incluyendo 227 crías, lo que indica que en esta época del año la mayoría de las ballenas presentes en Península Valdés son madres con sus ballenatos nacidos esta temporada
Diego Taboada - presidente del ICB, Prof Jon Seger, John Atkinson - Fotógrafo, Marcos Ricciardi, coordinador del ICB en Madryn, Oscar Fratesi - Piloto a cargo del relevamiento, Victoria Rowntree, Directora del Programa Ballena Franca Austral y Mariano Sironi, Director Científico del ICB
Entre los años 2003 y 2011 este Programa estudió 489 ballenas muertas en Península Valdés. En la presente temporada, los investigadores llevan contabilizadas mas de 70 ballenas muertas, la mayoría de las cuales fueron crías recién nacidas que murieron en el Golfo Nuevo.