Noticias y Novedades
Premio Australis: Te presentamos uno de los Proyectos Ganadores de la Edición 2017

Ailen Chalcobsky, una de las ganadores del Premio Australis nos presenta su proyecto  “El avistaje embarcado en Península Valdés, ¿cuál es el impacto energético en las ballenas (Eubalaena australis) y qué relevancia tiene para la población local? 

Soy Ailen Chalcobsky, estudiante doctoral de Biología de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y becaria del CONICET, trabajo en el Laboratorio de Mamíferos Marinos (LAMAMA) del CESIMAR (CENPAT – CONICET), en Puerto Madryn. Actualmente me encuentro cursando el tercer año de mi doctorado que se basa en la búsqueda de indicadores del impacto que tiene el avistaje embarcado sobre la ballena franca austral y en la población de Puerto Pirámide, bajo la dirección del Dr. Mariano Coscarella y el Dr. Enrique Crespo.

Nací en Río Colorado (Río Negro) y decidí mudarme a Puerto Madryn para estudiar biología, impulsada por el interés que me generaban las ballenas. Cuando terminé la licenciatura, hablé con los que hoy son mis directores y surgió la posibilidad de realizar un estudio integral sobre el impacto que la actividad turística del avistaje embarcado de ballenas tiene sobre el sistema socio-biológico. Ahora, gracias al Premio Australis del ICB, contamos con parte del financiamiento necesario para llevar a cabo la recolección de los datos en el campo, permitiéndonos, también, tener contacto directo con las personas involucradas en la actividad en el lugar donde la desarrollan.

La observación de ballenas desde embarcaciones es una forma de uso no letal, aunque no está exenta de riesgos y puede volverse perjudicial para los animales si no se realiza correctamente. Los efectos pueden ser a corto plazo (por ejemplo, cambios en el comportamiento) o a largo plazo (modificaciones en la ruta migratoria, disminución del éxito reproductivo o supervivencia, etc.). En Puerto Pirámide, el número de turistas que realizan el avistaje embarcado de ballenas aumentó rápidamente desde unos cientos al año en la década de 1970 a más de 100.000 turistas al año en la actualidad, generando importantes beneficios económicos directos e indirectos no sólo para el pueblo sino también para toda la región.

Debido a la importancia económica que tiene la actividad para la zona, uno esperaría encontrarse con un gran cuerpo de conocimiento sobre los efectos que esta actividad tiene sobre el comportamiento y la dinámica de la población y las consecuencias socio-económicas sobre Puerto Pirámide. Sin embargo, los estudios disponibles son esporádicos y fragmentarios. Si bien la actividad turística podría estar teniendo ciertos efectos sobre las ballenas, como puede ser una disminución en el tiempo de descanso o alimentación de las crías, debe tenerse en cuenta que es la principal actividad económica de Puerto Pirámide y que también sustenta a todo un circuito económico regional. Por ello, buscamos brindar pautas para que el avistaje embarcado de ballenas se realice con el menor impacto negativo para el componente biológico del sistema y el máximo impacto positivo para el sistema socio-económico. Para esto, mediremos el impacto que las embarcaciones turísticas tienen sobre las ballenas a través del cálculo del gasto energético (¿cuánta energía “gasta” una ballena para desplazarse cierta distancia?), y, por otro lado, exploraremos una serie de indicadores de impacto socio-económico de la actividad sobre la sociedad de Puerto Pirámide, por ejemplo qué porcentaje de la población vive en relación directa o indirecta con el avistaje de ballenas, conformidad de los pobladores con su calidad de vida, grado de satisfacción con los servicios que le brinda el pueblo a los turistas, etc.

Con el uso de una “estación total”, que es un equipo que incluye un teodolito y permite obtener la posición de cada objeto desde una estación fija en tierra, registraremos datos de comportamiento, respiración y posición de las ballenas y las embarcaciones durante la temporada de avistajes. Posteriormente, los datos registrados permitirán saber con qué frecuencia respira y cuánta energía está gastando una ballena en presencia y ausencia de embarcaciones. La comparación de estas dos situaciones permitirá analizar si el gasto de energía de las ballenas avistadas difiere significativamente de aquéllas que no tienen embarcaciones a su alrededor.

Por otro lado, realizaremos encuestas y entrevistas a los pobladores, a las autoridades locales y provinciales, dueños y trabajadores de las empresas prestadoras del servicio de avistaje, y recolectaremos diversos datos bibliográficos y estadísticos para analizar la forma en que los distintitos aspectos socio-económicos presentan su influencia, buscando indicadores del impacto que la actividad turística tiene para la sociedad de Puerto Pirámide.

Por último, compartiremos las conclusiones con los pobladores locales y con la Autoridad de Aplicación, brindando una serie de indicadores de impacto que deberían ser tenidos en cuenta a la hora de tomar decisiones de manejo sobre las ballenas y su hábitat.


© Instituto de Conservación de Ballenas. Se puede reproducir citando la fuente. 


Anterior Siguiente 

A través del Premio Australis, el ICB brinda apoyo a proyectos basados en técnicas de estudio benignas desarrollados por Jóvenes Investigadores y estudiantes que contribuyan de modo directo a la conservación de la biodiversidad de la fauna marino-patagónica en Argentina.
Con el uso de una “estación total”, que es un equipo que incluye un teodolito y permite obtener la posición de cada objeto desde una estación fija en tierra, registraremos datos de comportamiento, respiración y posición de las ballenas y las embarcaciones durante la temporada de avistajes.