Noticias y Novedades
Avances de la 41 va temporada de estudios científicos desde Península Valdés - I Parte
Por Instituto de Conservación de Ballenas24 de setiembre de 2011

Sopla un fuerte viento norte en Península Valdés. El mar está embravecido, con grandes rompientes de espuma blanca sobre las que vuelan petreles gigantes, y los albatros que visitan esta costa del Golfo San José los días ventosos. Es difícil distinguir las ballenas por sus soplidos, porque su vapor se confunde con la bruma que el viento arranca de las olas. Pero en días como éste, las ballenas saltan frecuentemente. Así es que mientras escribo en la casa, me distraigo mirando por la ventana cada vez que la mole negra de una ballena franca rompe la superficie, se eleva y cae con estruendo sobre el agua. “Eso es agua de ballenas”, me dijo hace años un poblador de la zona mientras mirábamos la cortina de agua que explotaba cuando una ballena saltaba y caía. Hoy veo mucha “agua de ballenas” en esta bahía. Y es bellísima.

Los investigadores del Instituto de Conservación de Ballenas estamos llevando adelante la temporada número 41 del Programa Ballena Franca Austral en Península Valdés. Numerosos proyectos científicos generarán información muy útil para seguir conociendo esta emblemática especie de la costa patagónica argentina. 

Relevamiento aéreo de fotoidentificación

Durante los días 19 y 20 de septiembre, realizamos el relevamiento aéreo de fotoidentificación, volando junto al piloto Oscar Fratesi del Aeroclub de Trelew. John Atkinson estuvo a cargo de las fotografías, y Mariano Sironi y Marcos Ricciardi registraron diversas variables durante los vuelos, como el número de ballenas fotografiadas, sus clases de edad, su distribución a lo largo del perímetro de la península, y la presencia de ballenas muertas en las playas. 

El objetivo de nuestros relevamientos aéreos es la fotoidentificación y no el conteo de ballenas. Volamos a lo largo del perímetro de Península Valdés, realizando círculos sobre las ballenas para tomar fotografías de sus cabezas e identificar individuos. Igualmente, contamos las ballenas observadas para llevar un registro de la tendencia en su número a lo largo de los años, aunque sabemos que hay muchas más ballenas presentes en la zona, en particular lejos de las costas y cerca del centro de los golfos. 

Tomamos unas 3.000 fotografías de todas las ballenas avistadas en los Golfos Nuevo y San José y en la Costa Externa de la península. Estas fotografías muestran el patrón de callosidades de las ballenas, que serán luego identificadas por Vicky Rowntree. Así, agregamos registros actuales para individuos que ya conocemos, e incorporamos nuevos individuos a nuestro catálogo que ya contiene más de 2.700 ballenas conocidas, algunas desde 1971. Observamos 389 ballenas incluyendo 165 crías, lo que indica que en esta época del año la mayoría de las ballenas presentes en Península Valdés son madres con sus ballenatos nacidos esta temporada. Vimos algunos ballenatos albinos en ambos golfos, y hermosas escenas entre ballenas, incluyendo varios saltos espectaculares en los que las ballenas parecían dirigirse hacia nosotros, que las observábamos desde arriba. 

En próximos envíos compartiremos más información sobre el avance de los otros proyectos que estamos llevando a cabo esta temporada.


"Al sumarte a nuestra “familia de ballenas”, vos estás contribuyendo a cuidar la esencia del mar. Por eso me siento feliz y por siempre agradecido por tu ayuda. Hoy, veo más claridad hacia el futuro, porque siento que somos muchos los que queremos aportar nuestro granito de arena en esta causa. Sé que entre tus familiares, amigos y colegas de trabajo hay gente que como vos desea contribuir con la protección de las ballenas a través del trabajo del Instituto de Conservación de Ballenas. Por eso, me siento tranquilo pidiéndote lo siguiente: que pienses en dos personas que sepas que están comprometidas por preservar las ballenas y el medioambiente. Que compartas este mensaje con ellos, y les hagas llegar nuestro sitio en internet www.icb.org.ar y nuestro Facebook http://www.facebook.com/ICB.Argentina para que también adopten una ballena. Así, es mi deseo sincero que tu granito de arena se multiplique. Sé que somos muchos granitos de arena dispersos por el mundo. Sólo es cuestión de darle a cada uno su oportunidad de sumarse para crear juntos una gran montaña de ayuda para las ballenas, para la esencia del mar, que hoy nos necesitan más que nunca." 

¡MUCHAS GRACIAS!

Dr. Mariano Sironi, Director Científico 


Desde el Golfo San José en Península Valdés 


Esta gacetilla puede ser solo reproducida en forma parcial o total mencionado la fuente .  

John Atkinson, Mariano Sironi y el piloto Oscar Fratesi antes de iniciar el relevamiento aéreo fotografico