Noticias y Novedades
Se inicia Reunión de la Comisión Ballenera Internacional

ICB, 14 de setiembre 2014 - Entre el 15 al 18 de setiembre se llevará a cabo la Asamblea Bianual Plenaria de la Comisión Ballenera Internacional en la ciudad de Portoroz, Eslovenia. El Instituto de Conservación de Ballenas estará participando de este foro internacional apoyando la propuesta del Santuario del Atlántico Sur y defendiendo la moratoria existente a la caza comercial de Ballenas. Esta Reunión es la primera que se realiza tras el histórico fallo de la Corte Internacional de Justicia que ordenó a Japón revocar los permisos de caza de ballenas en la Antártida .

Delegaciones de 88 países y representantes de organizaciones de la sociedad civil se están preparando para el inicio de una de las reuniones más difíciles que ha tenido la Comisión Ballenera Internacional(CBI). Esta es la primera Plenaria que se realiza tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia que declaró la ilegalidad del Programa de cacería Científica de Japón en Aguas del Océano Austral. La disputa entre bloques será por la integridad de la moratoria a la caza comercial global.

Japón, que tras el dictamen de la Corte anunció que acataría la decisión parece haberse olvidado de lo expresado y planea regresar a aguas del santuario del Océano Austral en el 2015 con un nuevo programa de caza científica. Nueva Zelandia, a fin de intentar poner un límite a Japón presentará en esta CBI  una propuesta de resolución que si bien tiene buenas intenciones se aferra al tecnicismo del dictamen dejando abierta la posibilidad que continúen con sus programas en aguas del santuario del Océano Austral. Roxana Schteinbarg, coordinadora ejecutiva del Instituto de Conservacion de Ballenas (ICB) presente en Eslovenia expresa al respecto: “Argentina, Brasil, Uruguay y Sudáfrica van a presentar en esta misma reunión la propuesta para la creación de un Nuevo Santuario en el Atlántico Sur. Los Santuarios se entienden como áreas libres de cacería con lo cual es el deber de todos los países miembros de la CBI garantizar que este nuevo Santuario de ser aprobado y los ya existentes sean respetados totalmente. Esta propuesta que trae Nueva Zelanda debe incorporar entre otros puntos que  todo permiso especial que se emita en el futuro, más allá de los requisitos y controles que tenga, no pueda realizarse en aguas de los Santuarios y no incluya componentes letales.”

Japón no solo insiste en continuar con sus programas de cacería científica sino que ahora además intenta obtener una cuota anual de 17 ballenas minke del Mar de Okhotsk. Esta propuesta ya ha sido presentada en diversas ocasiones y siempre fue rechazada debido a que constituye una violación a la moratoria a la caza comercial existente.  

En referencia a otras propuestas que se debatirán esta semana en Portoroz, Roxana Schteinbarg manifiesta, “no nos sorprende que Japón intente eliminar la moratoria pero que esto pueda ser producido por la Unión Europea es completamente inverosímil, pero lamentablemente es así y lo estaremos denunciando públicamente las ONGS presentes en Portoroz”. La Unión Europea ha presentado una propuesta para la aprobacion por consenso de la cuota de caceria de subsistencia aborigen que esta solicitando Dinamarca para las comunidades de Groenlandia. Una cuota altamente cuestionada y que fue rechazada por votacion en la última reunión de la CBI, realizada en el 2012.

Este rechazo de la cuota de la CBI de la cuota fue por la falta de cumplimiento a los requerimientos de información técnica sobre factores de conversión y la actualización de la declaración de necesidades de carne de ballena.  Sin embargo a pesar de no haber logrado su cuota, unilateralmente continuaron con sus capturas ignorando la decisión de la CBI.

Para esta Reunión no solo llega Dinamarca con una nueva solicitud para su cuota sino además con una propuesta de la Unión Europea para que se apruebe por consenso y eso sería para el caso de Groenlandia legitimizar el comercio que ellos realizan e ignorar las capturas ilegales realizadas durante el 2013 y 2014 lo cual sentaría un grave precedente para la gobernabilidad de este foro.

Existen evidencias presentadas por la Whale and Dolphin Conservation que la carne obtenida a través de las cuotas de subsistencia se ofrece en restaurantes a los turistas que visitan Groenlandia, incluyendo especies protegidas que nunca formaron parte de sus cuotas, tales como ballena azul, sei y cachalote.  

Los aspectos positivos que tendrá esta reunión son las propuestas presentadas por Latinoamérica, que sigue articulando esfuerzos a través del Grupo Buenos Aires. De ese modo Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Perú, Republica Dominicana  y Uruguay unen esfuerzos en pro de la conservación de los cetáceos presentando varias propuestas entre las que se destacan la de la creación del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur, la de mejorar la participación de la organizaciones de la sociedad civil en la CBI y actualizar el trabajo del Comité Científico de la CBI para fortalecerlo en referencia a los pequeños cetáceos y mejorar la implementación de las medidas de conservación recomendadas por el comité.

El Instituto de Conservación de ballenas acreditado ante la CBI se encuentra presente para apoyar la creación del  nuevo Santuario para las Ballenas en el Atlántico Sur, defender la moratoria, el derecho soberano de las naciones al uso no letal de las ballenas  y por sobre todo promover la evolución de este organismo hacia la conservación.

“Las ballenas enfrentan muchas amenazas en los océanos, y los recursos de las naciones deben focalizarse en unir esfuerzos para mitigar todos estos problemas”, concluye Roxana Schteinbarg desde Portoroz.

El Instituto de Conservacion de Ballenas agradece el apoyo brindado a Animal Welfare Institute y a la Fundacion BBVA para poder estar presente en esta Asamblea Plenaria de la CBI

Se puede difundir citando la fuente. © Instituto de Conservación de Ballenas


 Anterior - Siguiente   


 


 

Durante cuatro dias los paises miembros de la CBI debatirán en Portoroz el futuro de las ballenas