Conservar
Por el fin de la Caza de Ballenas
Trabajando para la Conservación
Promoviendo Santuarios Balleneros
Avistaje responsable
Ballenas y gaviotas, una relación conflictiva
El ICB en el Foro del Mar Patagónico
Reflexionemos
Promoviendo Santuarios Balleneros

A pesar que la creación de santuarios de ballenas es una parte integral del trabajo de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), algunos países como Japón, Islandia y Noruega se oponen sin ninguna razón a la creación de estas áreas de protección marina. Incluso matan especies protegidas y en peligro en zonas designadas como santuarios por la misma CBI, como es el caso de Japón en el santuario de ballenas del Océano Austral y la matanza de ballenas de aleta.

Actualmente existen dos santuarios de ballenas creados por la CBI. Estos están localizados en elOcéano Indico y el Océano Austral respectivamente.El primero, promovido por el gobierno de las islas Seychelles, fue creado en 1979. El segundo, propuesto por el gobierno de Francia, fue establecido en 1994. Unidos, ambos santuarios abarcan una área de protección de varios millones de kilómetros cuadrados.

Sin embargo han pasado casi veinte años desde la creación del último santuario de ballenas. Nuevas y crecientes amenazas ambientales y sanitarias, a las que se suma una agresiva política de las naciones balleneras para reanudar la caza comercial de ballenas a gran escala en aguas internacionales hacen más necesario que nunca el establecimiento de nuevas áreas de protección para los cetáceos en aguas internacionales.

Desde 2001, Brasil y Argentina han liderado una propuesta para establecer un Santuario de Ballenas en el Atlántico Sur y en el 2012, Uruguay tambien se ha sumado como co - patrocinante. Esta propuesta cuenta con el apoyo de todos los países latinoamericanos que son miembro de la CBI. Este grupo de países es conocido como Grupo Buenos Aires(GBA).

Al menos 54 especies de cetáceos quedarían protegidas en todo el Atlántico Sur de aprobarse esta propuesta. Siete de ellas corresponden a especies de grandes cetáceos que migran desde sus áreas de reproducción más al norte hacia la región antártica y subantártica para alimentarse durante los meses de verano. 

Adicionalmente todos los avances alcanzados en materia de investigación no letal y turismo de avistaje de cetáceos en América Latina y el Caribe se ven amenazados constantemente por la creciente presión de Japón y otras naciones balleneras para reanudar la ballenería industrial en las aguas de nuestra región. Por lo tanto, la creación del santuario de ballenas del Atlántico Sur es clave para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de actividades científicas y productivas relacionadas al uso no letal de cetáceos en la cuenca del Atlántico Sur.

A pesar que las naciones balleneras argumentan que la creación de santuarios de ballenas carece de fundamentos legales, la propuesta de santuario del Atlántico Sur es totalmente consistente con el derecho internacional. La Convención de las Naciones Unidas (Artículos 64, y 194 de CONVEMAR), la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES, Apéndices en subíndice), el Convenio sobre Especies Migratorias (CMS, apéndice I y creación de áreas de protección para especies altamente migratorias), el Convenio sobre Diversidad Biológica (CBD y Principios Addis Abeba), y hasta la misma CBI (resolucion 2007-3) contienen medidas de protección para los cetáceos y/o reconocen el uso no letal/no-extractivo de la biodiversidad.

A pesar de las sólidas justificaciones científicas, legales y económicas que justifican la creación del santuario de ballenas del Atlántico Sur, tras una década de presentación de la propuesta por parte de Argentina y Brasil, la oposición político ideológica de las naciones balleneras han impedido su creación. En particular, la implementación de una corrupta política de “compra de votos” de Japón en la CBI ha impedido alcanzar los tres cuartos de la votación requerida para la adopción de la propuesta.  

A pesar de los esfuerzos y dinero invertido por el gobierno de Japón para detener la adopción del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur, el apoyo a la propuesta ha incrementado sistemáticamente durante los años que ha sido presentada a votación.

Tras un receso de tres años producto del fracasado proceso de negociación de la CBI - que intentó eliminar la moratoria sobre la caza comercial de ballenas y legitimar la matanza de ballenas en los santuarios de ballenas - Brasil y Argentina volvieron a presentar la en el 2011 en la 63 Asamblea Plenaria de la CBI (Isla de Jersey ,Gran Bretaña). Lamentablemente, al llevarse la propuesta a votacion las naciones balleneras, bajo el liderazgo de Japón, sabotearon la reunión con el único propósito de evitar la votación del santuario de ballenas del Atlántico Sur. Como resultado, la votación quedó suspendida, acordándose que el primer punto de la agenda para la 64 va Reunion de la CBI del 2012 seria el Santuario de Ballenas del Atlántico Sur.

Gracias a la adopción de una resolución que dificulta los actos de corrupción en la CBI, como la "compra de votos" que implementa el gobierno de Japón, se esperaría que la propuesta pudiese alcanzar finalmente el 75% de los votos necesarios para ser establecido. Sin embargo, el reciente uso de fondos públicos japoneses que originalmente estaban destinados a la reconstrucción de las zonas devastadas por el triple desastre en Japón, con el objetivo de fortalecer su agresiva política ballenera, constituye un llamado de alerta al Grupo Buenos Aires y todas las naciones conservacionistas.

Por ello, es clave asegurar la participación con derecho a voto de todos los miembros del Grupo Buenos Aires durante la reunión de la CBI en Panamá con el fin de defender los intereses de América Latina y El Caribe, así como trabajar coordinadamente durante los meses previos a la reunión para implementar estrategias que bloqueen los intentos de las naciones balleneros de sabotear nuevamente la creación de esta importante área de protección para los cetáceos y los intereses de cientos de comunidades y millones de personas de nuestra región que se benefician directa o indirectamente del uso no letal de estos mamíferos marinos.


Fuente: www.cerocazadeballenas.cl 



 Tu voz es la única voz que ellas tienen para defender su derecho a la vida.
Súmate y Comparte 
www.cerocazadeballenas.cl