Conservar
Por el fin de la Caza de Ballenas
Trabajando para la Conservación
Promoviendo Santuarios Balleneros
Avistaje responsable
Ballenas y gaviotas, una relación conflictiva
El ICB en el Foro del Mar Patagónico
Reflexionemos
Por el fin de la Caza de Ballenas

Desde el 2006, el ICB participa activamente en las reuniones de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) como representante de la sociedad civil y en las reuniones del Comité Cientifico. Nuestro compromiso es defender la moratoria existente a la caza comercial de ballenas y promover iniciativas que fortalezcan la agenda de conservación de este foro internacional.

Compartimos Reporte de la 66 va Reunión Plenaria de la CBI

El Océano Atlántico Sur no pudo convertirse en Santuario

Los 38 Votos a favor no lograron alcanzar el 75 % de los votos necesarios para aprobar la propuesta de creación del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur. Los 24 votos en contra más las dos abstenciones permitieron alcanzar solo un 61 % de votos positivos de los miembros presentes y con derecho a voto. El fortalecimiento de la propuesta y la evaluación favorable Comité Científico no alcanzó para convencer a los países que acompañan a Japón, Noruega e Islandia en su política pro ballenera. El principal argumento es que un Santuario, al ser un área libre de cacería, es contrario al principio de uso sostenible. Adicionalmente la ausencia de países de la región como Ecuador, Panamá, Perú y Nicaragua le quitó votos que podrían haber marcado una importante diferencia.  Ecuador y Panamá, no tuvieron derecho a voto por la falta de pago de su membresía mientras que Perú y Nicaragua estuvieron ausentes.

De todos modos, el resultado no fue del todo inesperado y constituye un fuerte llamado de atención a los países conservacionistas, sobre todo para Brasil que lidera esta propuesta con el co-patrocino de Argentina, Gabón , Sudáfrica y Uruguay.  “Este año, Brasil decidió jugarse por el Santuario y puso en marcha una gran movida mediática que culminó con la presencia en la Reunión plenaria del Ministro de Ambiente, Jose Sarney Filho. Tal vez tuvo la esperanza de llevarse la alegría brasilera de lograr la aprobación del Santuario. Sin embargo, el millón de firmas juntadas por una gran ONG internacional y todo el merchandising que se repartió no fue suficiente.  Lograr el 75 % de votos positivos requiere de un trabajo diplomático bilateral anticipado que no pudo llevarse a cabo exitosamente”, opinó Roxana Schteinbarg

La voz de los operadores de avistaje presentes en Portoroz

Miguel Bottazzi, propietario de una de las seis empresas de avistaje de ballenas de la provincia de Chubut e hijo de uno de los pioneros de esta actividad en Puerto Pirámides integró la delegación del ICB en la Reunión Plenaria.  Tras la presentación del Santuario del Atlántico Sur liderada en plenaria por Brasil, Uruguay, Gabón, Sudáfrica y Argentina, Miguel en representación de las empresas de avistaje, la Municipalidad de Puerto Madryn, la Municipalidad de Puerto Pirámide y la Asociacion de Guías Balleneros pidió la palabra y ante las delegaciones presentes hizo pública una Declaración en apoyo del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur en nombre de los operadores de avistaje. La misma posteriormente fue entregada a la delegación Argentina, Juan Pablo Paniego y Miguel Iñiguez como así también al Ministro de Ambiente de Brasil, José Sarney Filho.

La presencia los operadores de avistaje en este foro es muy importante para defender el uso no letal y no extractivo de las ballenas. Esta es una alternativa de generación de recursos económicos para las comunidades costeras a partir de uso turístico responsable de los cetáceos y demuestra que es posible utilizarlos sin necesidad de matarlas promoviendo además su conservación. Nos llena de orgullo haber colaborado para que la voz de los operadores esté presente en este foro en defensa de las ballenas.

Ballenas, los bosques de los océanos

Lejos de comerse todos los peces, como sostienen en los debates las naciones pro caza, las ballenas tienen un rol fundamental para mantener los océanos saludables. Chile con el acompañamiento de Argentina, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, México y Uruguay logró la aprobación de una importante resolución que llama a las naciones a proteger a las ballenas por su contribución a la salud de los océanos y al equilibrio del CO2. La oposición del bloque ballenero no impidió lograr la mayoría para su aprobación. Proteger a las ballenas va en contra del uso que Japón y sus aliados quieren dar a las ballenas en los océanos. Esta resolución, se convierte en un eje fundamental para sostener porque las ballenas no son cosechables, brindándoles un valor ecológico per se.

El ICB conjuntamente con el Centro Conservación Cetacea (CCC) apoyó esta resolución a través de una intervención realizada por María Clara Jimenez de la delegación de CCC, que tuvo también el apoyo de  Whale and Dolphin Conservation y Robin De Bois manifestó: "Las Ballenas fueron valoradas casi exclusivamente como mercancías para extraer del océano, hoy son cada vez más valoradas por los beneficios que proporcionan al ecosistema. Ellas pueden ejercer una gran influencia trófica aumentando la productividad del ecosistema y la capacidad de carga para otras especies marinas, incluidos las de peces comerciales". La intervención completa puede leerse en http://bit.ly/2eCstZe

En esta reunión hemos escuchado a las delegaciones, que impulsan la caza, decir que las ballenas deberían ser cazadas para limitar la competencia con los recursos pesqueros. Un argumento sin ninguna justificación científica y que busca únicamente eliminar la moratoria a la caza comercial de ballenas.

“Lamentamos que esta propuesta no haya podido ser aprobada por consenso ya que el bloque ballenero presentó su oposición a que la CBI reconozca el valor ecológico de las ballenas. La propuesta a pesar de ello logró 36 votos positivos por lo cual se adoptó por mayoría simple.  Mientras que una minoría pretende mantener viva una industria obsoleta con argumentos como el de representar fuente de alimento para terminar con el hambre, una gran mayoría ha logrado entender el papel que las ballenas cumplen en ayudar a mantener saludables los ecosistemas marinos”sostuvo Elsa Cabrera, Directora Ejecutiva del Centro Conservacion Cetacea y agrega, este es el argumento que vamos a seguir trabajando y defendiendo junto al ICB en este foro y en otros relacionados. Si las naciones balleneras no están de acuerdo en protegerlas por todos los valores que ellas tienen, pues entonces les damos uno más fuerte, defendiendo que su presencia es fundamental para mantener el mar sano.”

Como manifestara el Dr. Mark Simmonds de Animal Welfare Institute en su blog, esta resolución tal vez permita reconocer hasta qué punto hemos subestimado el impacto de la disminución de la población de ballenas en los ecosistemas marinos y dar un impulso adicional para asegurar que la actividad humana no exacerbe aún más esas disminuciones.

La caza de ballenas bajo permisos especiales: la farsa de la caza científica

Se aprobó a través de votación una resolución presentada por Australia y Nueva Zelanda vinculada al fallo de la Corte Internacional de Justicia y a la caza bajo permisos especiales que lleva adelante el Gobierno de Japón.  A través de la misma se ha establecido un nuevo grupo de trabajo en la Comisión para considerar los reportes del comité científico y las recomendaciones sobre estos programas de que Japón lleva adelante en aguas del Santuario del Océano Austral y en el Pacífico Norte.  Asimismo, modifica la regla de la CBI a partir de la cual los estados miembros no pueden continuar emitiendo permisos especiales en forma unilateral, sino que deben pasar antes por la revisión del Comité Científico y aprobación de la Plenaria.  “Dada la composición desbalanceada del Comité Científico donde las naciones balleneras ejercen fuertes presiones, nos preocupa seriamente que la aprobación de cazar aunque sea una sola ballena para este tipo de programas estaría validando estos anacrónicos, ineficientes y antiéticos programas "científicos" letales. Esto sentaría un precedente muy peligroso a nivel mundial para la conservación y el uso de los recusos marinos”, sostiene Mariano Sironi, Director Científico del ICB.   Roxana Schteinbarg, por su parte expresó: " A pesar de entender el objetivo constructivo de esta resolución que tiene como fin evitar que  Japón no continúe unilateralmente otorgándose permisos para sus programas "científicos";  no consideramos que esto le pueda poner un freno al gobierno de Japón ya que recurrentemente, ignora cada resolución aprobada e inclusive ha presentado, ante las Naciones Unidas, una reserva sobre la competencia de la Corte Internacional de Justicia en referencia a los programas de investigación, manejo y explotación de los recursos vivos del mar. Como organización, dedicada desde hace 20 años a la investigación no letal en Argentina, podemos afirmar que no existe fundamento científico alguno para matar una ballena para efectuar estudios y menos aún en un Santuario establecido por la CBI. La única opción posible para terminar con esto es la eliminación del Articulo VIII que es bajo el cual Japón se puede otorgar permisos para cazar ballenas y disfrazar de ciencia lo que claramente tiene un fin comercial. "

Pasados ya unos meses de esta reunión, Japón demuestra que no importa lo que se resuelva en este foro continua con su decisión de cazar ballenas. Una vez más nos encontramos frente a un foro que no tiene formas de sancionar el incumplimiento ya que sus resoluciones no son vinculantes. El 18 de noviembre, la flota ballenera del gobierno de Japón zarpó para iniciar la segunda temporada del programa de caza científica NEWREP-A que tienen como objetivo matar anualmente a 333 ballenas Minke en aguas del Santuario del Océano Austral. Una gran burla hacia los estados miembros de la CBI considerando además anuncio el aumento de su cuota de cacería en el Océano Pacifico Norte. Japón sigue demostrando que no es creíble y no bastan resoluciones tibias para intentar poner bajo control algo que solamente tiene como fin continuar con la caza comercial bajo supuestos fines científicos.

La voz de la Comunidad Científica en rechazo a la caza científica

En mayo de 2015 presentamos una carta firmada por casi 500 investigadores científicos de 30 países ante el Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional en San Diego para rechazar el nuevo programa de cacería “científica” de ballenas NEWREP-A propuesto por Japón. Esta carta fue una iniciativa conjunta del ICB y del Centro Conservación Cetacea y contribuyó a que el programa de cacería no obtenga el consenso necesario del Comité Científico. La carta puede leerse en: http://icb.org.ar/cientificos_y_newrepA_esp.html

A fin de dar a conocer lo expresado por la comunidad científica en esta carta a los delegados presentes en la plenaria, en el espacio otorgado a las ONGs para tomar la palabra, Roxana Schteinbarg presentó esta Carta en nombre del Instituto de Conservación de Ballenas y el Centro Conservación Cetacea, al abordarse el tema de la caza de ballenas bajo permisos especiales. Durante su intervención Roxana, destacó que los científicos firmantes realizaron un fuerte llamado al Comité Científico de la CBI a rechazar el programa NEWREP-A y declararon que su validación representaría “un grave retroceso para la ciencia, un precedente alarmante para otros acuerdos multilaterales que basan sus decisiones en criterios científicos y un grave daño al sistema jurídico internacional”. Ver Video

Si bien esta carta fue tema de discusión durante el 2015 en las sesiones de NEWREP-A realizadas en el Comité Científico en San Diego y quedo registrada formalmente en el informe del Comité no fue aceptada por la Secretaria de la CBI como documento de información para su distribución oficial a los delegados.  Esta decisión socava las reglas de procedimiento para observadores que fueron aceptadas por consenso por esta comisión en 2014. Tal vez su contenido haya incomodado al comisionado de Japón que actuó como vicepresidente de la CBI durante de la Plenaria.  Desde el ICB esperamos que esto no vuelva a suceder considerando que Japón asumió la presidencia en reemplazo al comisionado de Suiza que terminó su mandato. Una carta que evidentemente incomodó ya que no fue aceptada por la Secretaria como un documento oficial para distribuir a los comisionados.

Justicia con los pequeños cetáceos

Sin bien los pequeños cetáceos no forman parte del mandato de este foro, el trabajo sostenido de los estados miembros y  ONGs conservacionistas ha podido darle un lugar a los delfines y sobre todo a especies amenazadas como la vaquita, la franciscana, el delfín de amazonas, de risso y de maui.

La captura incidental, la contaminación química, las prospecciones son algunas de las amenazas que enfrentan y se debe proteger a estas especies para que no sucede lo mismo que con el Delfín de Baiji. En base a estos fundamentos, Estados Unidos presentó, una resolución para aunar esfuerzos internacionales para salvar a la Vaquita de la extinción. La misma fue aprobada por consenso pero de modo muy particular, ya que Japón apoyado por naciones del Caribe y África decidió no participar de la decisión tomada. El argumento, es que si bien acuerdan que es necesario proteger urgentemente a la vaquita, los pequeños cetáceos no forman parte del mandato de esta Comisión.

La vaquita, como llaman en México a la Phocoena sinus, es la más pequeña de las marsopas, género similar a los delfines pero con hocico más corto y cuerpo más redondeado. Son grises con ojeras y labios más oscuros y crecen hasta alcanzar unos 55 kilogramosde peso y en torno a 1,5 metrosde largo. Fue declaradas como "críticamente amenazadas" por la IUCN, organismo que mantiene una "Lista Roja" de especies animales amenazadas. Quedan tan solo 60 vaquitas vivas en todo el planeta. Se ahogan al quedar atrapadas en las redes verticales destinadas a la captura de peces sin poder subir a la superficie para respirar. Esas redes se utilizan para pescar ilegalmente totoabas, cuyas vejigas natatorias son apreciadas en China por sus presuntas virtudes medicinales. Solo una prohibición permanente, completa y efectiva de ese tipo de redes evitará la extinción de las vaquitas.

El Comité de Conservación: La CBI del futuro

La abultada y productiva agenda de trabajo del Comité de Conservacion, es un ejemplo del interés y la necesidad que este foro intergubernamental evolucione y modernice su mandato hacia la conservación los cetáceos en lugar de su explotación.  Se avanzó en el desarrollo de planes de manejo para la conservación de especies y poblaciones de ballenas. Se aprobó uno específico para la Franciscana que será llevado a delante en forma conjunta entre Argentina, Uruguay y Brasil. Se continuará con el de la ballena franca austral del Atlántico Sudoccidental y se fortalecerá el de esta especie para la población de Chile y Perú que se encuentra en estado crítico.

Las capturas incidentales, captaron una gran atención ya que más de 300.000 cetáceos mueren al año al ser atrapados en redes de pesca. La Plenaria aprobó la propuesta del comité de conservación de un Grupo de Trabajo Permanente sobre este tema y desarrollar una Iniciativa de Mitigación de la Captura Incidental apoyada por un panel de expertos. Argentina destacó el reciente Plan Nacional aprobado para reducir la interacción de mamíferos marinos con pesquerías.

También se presentaron diversas iniciativas colaborativas para trabajar sobre las actividades antropogénicas que impactan sobre los cetáceos: ruido, colisiones con embarcaciones, basura marina, entre otras.  En cuestiones de varamientos se acordó fortalecer la cooperación el fortalecimiento en las capacidades de cada país para atender varamientos. Se trabajará en un programa similar al ya existente para enmallamientos.  Argentina, apoyo esta iniciativa ya que contribuirá para tener buenas prácticas y orientaciones en temas de bienestar animal y protocolos a seguir en necropsias.

Dada la situación que enfrentan los océanos y las múltiples amenazas que enfrentan los cetáceos en ellos todos los esfuerzos internacionales deben enfocarse en mitigarlos. La caza de ballenas debe ser historia del pasado.

Hasta donde llega el derecho de los pueblos aborígenes

La CBI reconoce los derechos de ciertos pueblos aborígenes de cazar un número limitado de ballenas para satisfacer sus necesidades nutricionales y culturales. Dinamarca en representación de Groenlandia y haciendo uso de los derechos a los pueblos aborígenes, pretende acceder al libre acceso a la captura de ballenas con fines de subsistencia sin tener que fundamentar su necesidad. Adicionalmente se ha podido determinar que ciertas comunidades que realizan cacería de subsistencia aborigen han abusado de esta definición permitiendo que la carne de ballena se comercialice inclusive a turistas ( Ver Reporte de AWI y WDC http://bit.ly/2e7cmm1 ) Como se ha dicho durante la plenaria: Una cosa es respetar los derechos de los pueblos aborígenes y otros que por ser aborígenes tener derecho a la explotación de cualquier recurso avasallando el derecho de los demás. Lamentamos desde el ICB que se esté buscando en nombre de los derechos humanos mantener viva la caza comercial de ballenas.

Mirando hacia Brasil 2018

La próxima Reunión plenaria se realizará el 2018 en la ciudad de Praia do Forte en Brasil. Una reunión que será muy difícil debido a que se negociaran la renovación de las cuotas de cacería aborigen de subsistencia. Recordemos que en el 2012, Las cuota de Groenlandia fue rechazada y a pesar de ello continuo cazando sin considerarse estas capturas como infracciones.  Por otra parte, habrá que ver que reacción tendrán los estados miembros frente a la continuidad de los programas de cacería científica, será una prueba de fuego estos años que quedan por delante para ver cómo funciona lo aprobado en la resolución liderada por Australia. Japón por su parte adicionalmente es probable que traiga un nuevo as bajo la manga con alguna propuesta de revitalizar el proceso del futuro de la CBI.  Aún queda un largo camino por delante y la continuidad de la participación activa de los representantes de América Latina y el Caribe en este periodo intersesional será clave para coordinar acciones, planificar la evolución de este foro y tomar decisiones contundentes por ejemplo una propuesta de enmienda para eliminar definitivamente el articulo VIII que ampara a Japón para seguir cazando ballenas en aguas del Santuario.

Nuestro compromiso es cada vez mayor y queremos lograr el fin de la caza de ballenas, para eso necesitamos del apoyo de todos. Desde el ICB deseamos agradecer la confianza y el apoyo brindado por  Animal Welfare Institute y en especial a DJ Schubert, a Patagonia por la continuidad de su apoyo a través de los EnviroGrants. También deseamos destacar el trabajo en equipo realizado por el equipo del Centro de Conservacion Cetacea conformado por Elsa Cabrera, Maria Clara Jiménez y Peter Sánchez que trabajaron día a día y codo a codo con nuestra representante, Roxana Schteinbarg en Portoroz

Los invitamos a colaborar para que podamos seguir trabajando juntos por las ballenas www.icb.org.ar/adoptar.php


audemars piguet replica watches

El ICB estuvo presente en la 66 ta. Asamblea plenaria de la Comisión Ballenera Internacional para dar su voz en defensa de la vida de las Ballenas.
La voz de los operadores de avistaje presente en Portoroz: Miguel Bottazzi, como integrante de la delegación del ICB, presentó una Declaración en apoyo del Santuario de Ballenas del Océano Atlántico Sur ante la plenaria y luego fue entregada a la delegación de Argentina. De izquierda a derecha: Miguel Iñiguez, Juan Pablo Paniego, Miguel Bottazzi y Roxana Schteinbarg
Los 38 Votos a favor no lograron alcanzar el 75 % de los votos necesarios para aprobar la propuesta de creación del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur
Agradecemos la invitación del Instituto BaleiaJubarte a participar de la exhibición en apoyo al Santuario. Los paneles fueron exhibidos en el Hall del Hotel donde se realizaron las sesiones de la CBI. Cada panel muestra la importancia ecológica, científica, turística y cultural que tanto ballenas como delfines tienen para los países proponentes de este Santuario.
Roxana Schteinbarg, en nombre del ICB y de Centro Conservacion Cetacea expresó ante la Plenaria el más firme rechazo al Programa de caza científica de ballenas de Japón. Presentamos una carta firmada por 500 científicos de 30 países. No hay estudio científico que hoy justifique la muerte de una sola ballena.
Se aprobó por votación una Resolución histórica que llama a las naciones a proteger a las ballenas por su esencial contribución a la salud de los océanos y al equilibrio del CO2. Felicitamos a Chile, Argentina, Brasil, Costa Rica, República Dominicana, México y Uruguay ´por haber presentado esta propuesta que trae un nuevo enfoque de porque es importante y necesario proteger a las ballenas.
En el exterior del hotel, expresiones en contra de la caza de ballenas. Roxana Schteinbarg junto a Howie Cook de Surfers for Cetaceans.
La próxima Reunión plenaria se realizará el 2018 en la ciudad de Praia do Forte en Brasil.