Investigar
Programa de Investigación Ballena Franca Austral
Programa de Monitoreo Sanitario de la Ballena Franca Austral
Proyecto Alfaguara (ballena azul de Chile)
Logros
Publicaciones y Presentaciones en Congresos
Programa de Monitoreo Sanitario de la Ballena Franca Austral

Con el objeto de monitorear el estado de salud y las causas de mortalidad de las ballenas francas de Península Valdés (PV), en el año 2003 se inició el Programa de Monitoreo Sanitario de Ballena Franca Austral (PMSBFA) que desde entonces opera liderado por el Instituto de Conservación de Ballenas, Ocean Alliance, Wildlife Conservation Society, Fundación Patagonia Natural y las universidades de California, Davis, y Utah. El PMSBFA cuenta además con el apoyo de instituciones gubernamentales como la Subsecretaría de Turismo y Áreas Protegidas, la Dirección de Flora y Fauna Silvestre de Chubut, la Administración del Área Natural Protegida Península Valdés, Prefectura Naval Argentina y la Armada Argentina.

El Programa está dirigido conjuntamente por la Dra Marcela Uhart (Universidad de Davis) y la prof. Victoria Rowntre (ICB/WCI) con el asesoramiento del Dr. Mariano Sironi (ICB). El médico veterinario Matías Di Martino coordina las actividades de campo con el apoyo de Lucía Alzugaray.

A través del compromiso de estas instituciones, en el año 2016 se cumplieron 14 años de investigación. En este período se documentaron un total de 753 ballenas francas muertas en PV y alrededores, generando la base de datos y de muestras biomédicas más completas conocidas para la especie.

La temporada 2016 resultó atípica con respecto a temporadas anteriores, con sólo 15 animales varados en PV, y un ejemplar en la provincia de Río Negro. En la Figura puede observarse el número de ballenas muertas registradas anualmente por el PMSBFA desde el año 2003. Los años en color naranja, son los considerados de alta mortalidad y los azules de baja mortalidad.
La temporada 2016 resultó atípica con respecto a temporadas anteriores, con sólo 15 animales varados en PV, y un ejemplar en la provincia de Río Negro. En la Figura puede observarse el número de ballenas muertas registradas anualmente por el PMSBFA desde el año 2003. Los años en color naranja, son los considerados de alta mortalidad y los azules de baja mortalidad.

Metodología de trabajo

A través de exámenes forenses, buscamos identificar posibles riesgos para la salud de las ballenas y evaluar su susceptibilidad a enfermedades, contaminantes y otras noxas, y de esta manera contribuir a su conservación. Para ello, de cada ballena muerta obtenemos muestras de tejidos y órganos a partir de los cuales investigamos sobre enfermedades infecciosas, presencia y posibles efectos de biotoxinas y contaminantes, estado nutricional, dieta, genética, y otros factores. Desde 2003 hemos colectado más de que han permitido conocer más sobre la biología y la salud de esta especie.
A través de exámenes forenses, buscamos identificar posibles riesgos para la salud de las ballenas y evaluar su susceptibilidad a enfermedades, contaminantes y otras noxas, y de esta manera contribuir a su conservación. Desde el año 2003, hemos colectado muestras e investigado sobre enfermedades infecciosas, presencia y posibles efectos de biotoxinas y contaminantes, estado nutricional, dieta, genética, y otros factores.

El alcance de los objetivos planteados depende en gran medida de la capacidad de detección temprana de animales muertos en la playa, que permitan colectar muestra biomédicas en adecuado estado de conservación. Por ello, un elemento esencial es la Red de Informantes Voluntarios (RIV) que a lo largo de todos estos años ha reportado la mayoría de los ejemplares analizados. Esta Red está integrada por guardafaunas, pescadores, pobladores, prestadores de avistaje de ballenas, de buceo, y turismo, navegantes, aviadores, y otros. Para complementar los avisos de la RIV, el PMSBFA realiza relevamientos sistemáticos por tierra en áreas de concentración de varamientos en ambos golfos y por aire a lo largo de todo el perímetro de PV para relevar los sitios más inaccesibles.

El programa está  activo durante los siete meses que las ballenas francas están presentes en las aguas costeras de Península Valdés  (de junio a diciembre).  Los integrantes (veterinarios, biólogos y voluntarios) que forman parte del equipo de campo, antes de comenzar cada necropsia, realizan un minucioso examen externo en busca de cicatrices, heridas y evidencias externas de causa de muerte, ya sean naturales o por acciones humanas (por ejemplo, cortes por hélices). A su vez se toman medidas morfométricas y del espesor de la grasa en diferentes sectores pre-establecidos del cuerpo, además de referencias sobre la localización del varamiento, fotografías, etc. Toda esta información se vuelca en una base de datos que mantenemos actualizada desde el inicio del Programa en 2003.
Dependiendo del  estado de descomposición de los tejidos y órganos, se realizan necropsias parciales o totales para la colecta de muestras, que luego se envían a laboratorios de Argentina y Estados Unidos para estudiar posibles patologías, estructura genética de la población, presencia de toxinas, isótopos estables para determinar áreas de alimentación, y se realizan innumerables estudios anexos con el fin de determinar el estado de salud general de los animales. Los resultados se reportan anualmente a las autoridades de la provincia de Chubut.

Apoyo logístico

El programa cuenta con el apoyo de las siguientes entidades: Subsecretaría de Turismo y áreas Protegidas de la provincia de Chubut, la Dirección de Flora y Fauna Silvestre de la provincia de Chubut, la Administración del área Natural Protegida Península Valdés, Prefectura Naval Argentina y la Armada Argentina. Además cuenta con la participación voluntaria de guardafaunas, pescadores, pobladores locales, empresas de avistaje de ballenas, empresas de buceo, empresas de turismo, guías varios, navegantes, aviadores, marisqueros, investigadores, ONGs y autoridades locales que conforman la Red de Contactos dando aviso inmediato de ballenas muertas en las costas o flotando. La Subsecretaria de Pesca de la Provincia del Chubut colabora con los datos arrojados por los monitoreos de algas toxicas que realizan en intervalos regulares con el fin de prevenir  envenenamiento por mariscos. Esta información sirve para poder comparar  los picos de mortalidades de ballenas con los de mareas rojas. Desde el año 2008 Aluar contribuye, a través del CENPAT con el nitrógeno liquido necesario para la preservación de las muestras tomadas.

El programa se realiza bajo los permisos provinciales otorgados por la Dirección de Fauna y Flora Silvestre de la provincia de Chubut y Dirección General de Conservación de áreas Protegidas.

El PMSBFA opera con financiamiento generado anualmente con mucho esfuerzo por las siguientes ONGs: Wildlife Conservation Society (WCS), Whale Conservation Institute (WCI), Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), Fundación Patagonia Natural (FPN) y Fundación Ecocentro. 

Las personas, empresas e instituciones que deseen contribuir con el fortalecimiento de este programa pueden hacerlo contactando a icb@icb.org.ar. De esta manera, participarán activamente en la conservación de este valioso y emblemático recurso natural, cultural y económico de todos los argentinos. 

Para Agendar

Teléfonos para dar aviso ante una ballena muerta en Península Valdés y alrededores de los golfos

Programa de Monitoreo Sanitario Ballena Franca Austral 

Matías Di Martino: 0280-154554724
Defensa Civil: 103
Prefectura Naval: 106


The Breitling super ocean is among the very best water resistant masterpieces by Breitling swiss replica watches.

Te invitamos a ver este video para informarte que hacer si observas una ballena franca austral muerta en las costas de Península Valdés ( Chubut, Argentina). Contar con un aviso inmediato, nos permite llegar rápidamente para poder efectuar el análisis del animal cuando aun está fresco y así poder lograr determinar las causas posibles de su muerte. ¡Gracias por su colaboración!